He oído decir que el cáncer es una alteración de las células humanas, es decir que algunas células que conforman nuestro cuerpo empiezan a actuar por su propia cuenta y crecen indiscriminadamente afectando otros órganos del cuerpo humano hasta llevarlo a la destrucción

Después de la muerte de mi madre con esta enfermedad, cuando miro la espesa cáscara de cemento que crece sobre la tierra recuerdo esa llaga horrorosa sobre su cuerpo como una rosa cruel igual a la dislocada cáscara humana que se extiende sobre la piel del mundo y que me inspiró un viejo poema que dice:

Ciudad.

Como cáscara infecciosa

Sobre la piel del mundo

cada vez más grande

cada vez más dura

cada vez más cruel.

apenas en lo oscuro

alguien grita:

es humana, es humana,

es humana.

 

Es humana puse sin dame cuenta todavía que humano podría llegar a ser un sinónimo de enfermedad.

 

Desde entonces empecé a preguntarme ¿cuando se alteró la actitud de la especie a la pertenezco? En fb o instagram o tweeter, no recuerdo en cual de estas redes de comunicación social que me apasionan y de las que ya hablaré en otro momento leí que no sé cual futbolista gana no sé cuantos millones de dólares y que no sé cual artista le regaló a su esposo una isla en forma de corazón por su cumpleaños y no sé cual político se levanto con no sé cuantos millones del fondo social, … que todos se quieren parecer a tal o cual artista y que ha salido no sé cual atuendo que cuesta no sé cuantos millones de dólares y que ya se están vendiendo no sé cuantos miles de reproducciones en el mundo para todos los que quieren parecerse a los que tienen el original…. Recuerdo que cuando era maestra de artes en el colegio Guadalupano intentaba con mis alumnos llegar a descubrir cuáles son nuestros verdaderos deseos y cuáles son los deseos impuestos por la sociedad de consumo, pasamos mucho tiempo intentando focalizarlos y pintarlos y entenderlos, pero eran tantos que costaba encontrar nuestros verdaderos deseos, parecía que la astuta célula desestabilizadora ya se había tomado el corazón del deseo” humano.

 

Llegó el corona virus, la consabida pandemia que nos tiene recluidos en nuestras casas como atacados por una quimioterapia, todos asustados a la espera de volver a la Normalidad” pero, que es la normalidad me pregunto mientras escucho cuántas pruebas covit, cuántos muertos en cada país, cuántos superados, cuántos desobedientes, que tan mal estamos y por culpa de quien, que si compro, que no se compro, que renuncia, que no acepta la renuncia, que tal presidente acusa a cual presidente de la producción de la cepa, y tal país está esta mejor controlado que tal otro y todos alterando cifras para parecer mas desarrollados. por que … la tozudez del poder ni siquiera radica en ser” los más poderosos del mundo” sino en aparecer” como los más poderosos en una guerra fría que no ha terminado.

Y nos olvidamos que el aire está más limpio, que los animales terrestres y marinos se aproximan a las ciudades, que se ha parado la extracción de petróleo, que el planeta ha recibido un corto alivio y de nuevo la pregunta ¿ que nos pasa?  y de nuevo los medios llenos de respuestas informando sobre políticos desaforados, artistas de cine desbordados de fortuna sin tiempo para habitar todas las mansiones que poseen, millonarios del mundo poniendo mas alta la vara de excentricidades acaparando la riqueza a cualquier costo, elaborando deseos para sus fans, millones de dolares en la producción de películas “taquilleras” consumidas por millones de humanos que intentan vivir como un puñado de actores desubicados, millones de millones de dólares en estadios llenos de fanáticos que han hecho de su vida la vida de unos pocos futbolistas dopados, millones y millones de gente vistiendo como dice la moda de unos pocos modelos anoréxicos. En las jaurías, las manadas, los panales, cardúmenes donde el alfa protege a la jauría consciente o inconsciente de la sobrevivencia de la especie como prioridad, solo la Humanidad ha perfido el genoma y fluye en el llamado “deseo del dinero “ que destruye su entorno y su dintorno .   ¿ acaso está en nuestra esencia esta lujuria? ¿habrá una solución ¿

 

Eduard Punced hablando de la felicidad en tiempo de crisis   llega a la mejor de sus afirmaciones: SI, ES POSIBLE CAMBIAR y nos desborda de esperanza. Zuckerberg plantea un retorno a las comunidades y nos habla de comunidades virtuales, me gusta la propuesta, los humanos tenemos cuerpo pero nuestro entorno ya no está solo alrededor de nuestra piel, el contacto virtual provoca un límite personal más allá del cuerpo humano. 170 científicos holandeses planificando un cambio económico pos crisis basados en el principio del decrecimiento. Es decir muchas de células humanas sanas buscan retornar a la salud del universo que nos acoge y del que somos parte.

 

Queda un arduo trabajo de revisión que nos permita visualizar el futuro del planeta como un deseo prioritario del hombre, despertar la conciencia del entorno y permitir que el dintorno vuelva a su cause natural.

 

Contorno dice de lo que está alrededor de nosotros (el límite, nuestra piel ) Dintorno dice de lo que está dentro del contorno, ( los elementos internos que nos conforman).

Ejemplo : contorno del planeta = atmósfera.  

Dintorno del planeta :   montañas ríos animales de todas las especies incluida la humana, plantas, etc, etc, etc, etc….

entorno de los humanos : el planeta,

dintorno de los humanos: la sociedad, la política, las actividades, los deseo, estomago, corazón , etc etc.

 

Si nuestro dintorno se acomoda al funcionamiento de la tierra y rechaza el virus de la codicia, el acaparamiento, la injusticia. y escucha la acallada voz del instinto, la afónica vos de la consciencia, esa voz que está más allá de una educación caduca que también esta tomada por el virus y es incubadora de la competencia, del consumo, del aparecer:

 

ES POSIBLE CAMBIAR   dejar de ser células alteradas, controlar el poder de nuestro deseo y llegar a ser un nuevo humano evolucionado, POSIBLEMENTE LO ESTAMOS HACIENDO.

Share This